"No te apresures a despertar...

Mantente observando, sin abrir los ojos, no saques la mano del corazón, aprende a escuchar a tu corazón y no solo a sentir sus latidos... deja que las emociones te hablen y escúchalas... solo así sabrás y darás luz a

tus cuestiones..."